Las mejores Películas de Terror de la historia. Top 10

Considero que estas son las 10 mejores películas de la historia del cine de Terror ya sea por los premios que han ganado, por el impacto que causo en el público y por acabar siendo películas clásicas del cine.


Empezamos por la mejor película de todas por todas estas razones.

El exorcista, de William Peter Blatty (1949)

Adaptación de la novela de William Peter Blatty que se inspiró en un exorcismo real ocurrido en Washington en 1949. Regan, una niña de doce años, es víctima de fenómenos paranormales como la levitación o la manifestación de una fuerza sobrehumana. Su madre, aterrorizada, tras someter a su hija a múltiples análisis médicos que no ofrecen ningún resultado, acude a un sacerdote con estudios de psiquiatría. Este, convencido de que el mal no es físico sino espiritual, es decir que se trata de una posesión diabólica, decide practicar un exorcismo.

La película obtuvo un total de diez nominaciones para los Premios Oscar, incluyendo Mejor Película, de los cuales logró ganar finalmente dos; y siete nominaciones para los Premios Globo de Oro de los cuales ganó cuatro, incluyendo Mejor Película dramática. Fue ganadora del Premio Saturn a la Mejor película de terror.

Cuando El exorcista comenzó a ser exhibida muchos espectadores se desmayaban, vomitaban y sufrían crisis de pánico. Una mujer demandó al estudio porque aseguró que salió de la proyección tan aterrorizada que perdió el equilibrio y se rompió la mandíbula. En Roma, se estrenó en un cine cercano a una iglesia. Minutos antes de la función un rayo dio en una de las cruces del templo y la hizo caer estrepitosamente. En 1975 se estrenó en Londres la versión teatral de la obra. La actriz Mary Ure que interpretaba a la niña poseída se fue a su casa tras el estreno. Al otro día la encontraron muerta en la bañera de su casa.

El resplandor, de Stanley Kubrick (1980)

Jack Torrance se traslada con su mujer y su hijo de siete años al impresionante hotel Overlook, en Colorado, para encargarse del mantenimiento de las instalaciones durante la temporada invernal, época en la que permanece cerrado y aislado por la nieve. Su objetivo es encontrar paz y sosiego para escribir una novela. Sin embargo, poco después de su llegada al hotel, al mismo tiempo que Jack empieza a padecer inquietantes trastornos de personalidad, se suceden extraños y espeluznantes fenómenos paranormales.

Como en otras películas del cineasta estadounidense, en paralelo con la línea dramática principal se desarrollan otras tramas secundarias que a su vez esconden innumerables representaciones simbólicas e indicios subliminales. En El resplandor, algunos analistas han querido ver, además, claras referencias socio históricas e indagaciones de índole psicológica en torno a la naturaleza humana y la inmortalidad del mal. Si bien su estreno fue acogido con frialdad por la crítica, con el tiempo ha ido ganando adeptos e influencia en la cultura popular.

Hoy día se la considera una película de culto, así como un «desafío directo para el espectador

El rodaje duró catorce meses. El director se empeñó en rodar cada escena cronológicamente según el guion, lo que obligaba a mantener en funcionamiento los decorados principales y equipos paralelos de sonorización.

Sin embargo, algunos críticos se preguntan si la obsesión de Kubrick por repetir las tomas decenas de veces obedecía a un afán de perfeccionismo o bien se trataba de una estrategia calculada.

Poltergeist, de Tobe Hooper (1982)

Una familia americana de clase media se traslada a vivir a un idílico barrio, pero dentro de la casa empiezan a suceder cosas extrañas, fenómenos paranormales para los que no hay explicación posible.

La película es a menudo citada como maldita por el asesinato de Dominique Dunne y temprana muerte de Heather O’Rourke, así como el hecho de que la actriz JoBeth Williams ha señalado en entrevistas de televisión que los esqueletos utilizados en la bien conocida escena de la piscina en la primera película Poltergeist eran reales. Éste ha sido el centro de la conocida “Maldición poltergeist”.

Esta leyenda urbana se basa en los siguientes hechos:

Heather O’Rourke, Carol Anne en la saga, falleció a los 12 años en 1988, víctima de estenosis intestinal.
Dominique Dunne, Dana (la hermana mayor), murió en 1982 al ser estrangulada por su pareja.Julian Beck, el Reverendo Kane en la segunda parte, murió en 1985 por un cáncer de estómago, durante el rodaje de la misma.Will Sampson, que interpretó a un brujo llamado Taylor en la segunda parte, y que afirmaba ser chamán en la vida real, murió en 1987 por complicaciones en un trasplante de corazón y pulmón.
En total, murieron cuatro personajes en las tres partes.

La semilla del diablo, de Roman Polanski (1968)

Los Woodhouse, un matrimonio neoyorquino, se mudan a un edificio situado frente a Central Park, sobre el cual, según un amigo, pesa una maldición. Una vez instalados, se hacen amigos de Minnie y Roman Castevet, unos vecinos que los colman de atenciones. Ante la perspectiva de un buen futuro, los Woodhouse deciden tener un hijo; pero, cuando Rosemary se queda embarazada, lo único que recuerda es haber hecho el amor con una extraña criatura que le ha dejado el cuerpo lleno de marcas. Con el paso del tiempo, Rosemary empieza a sospechar que su embarazo no es normal.

Fue un auténtico bombazo y no tardó en recibir el calificativo de película de culto. Polanski había dibujado con minimalismo visual un relato que convertía lo cotidiano en la peor de las pesadillas. Aquí el miedo no venía disfrazado de efectos especiales, ni tampoco tenía el rostro de unos zombies, aquí el auténtico horror se escondía en la piel de personas normales y corrientes. Todo ello envuelto en pequeños detalles satánicos que asaltaban la pantalla para sumergir al espectador en una atmósfera claustrofóbica guiada por una historia repleta de misterio y ambigüedad. Farrow no optó al Oscar pese a su magnífica actuación. Quién sí lo logro fue la estupenda Ruth Gordon como actriz de reparto por su papel de la agobiante y quisquillosa vecina Minnie Castevet.

Pero el director pagó un alto precio por el descomunal éxito de la película y, con el paso del tiempo, muchas de las personas que estuvieron involucradas en el rodaje fueron golpeadas por la tragedia.

Los otros, de Alejandro Amenábar (2001)


Isla de Jersey, 1945. La Segunda Guerra Mundial ha terminado, pero el marido de Grace (Nicole Kidman) no vuelve. Sola en un aislado caserón victoriano de la isla de Jersey, educa a sus hijos dentro de rígidas normas religiosas. Los niños sufren una extraña enfermedad: no pueden recibir directamente la luz del día. Los tres nuevos sirvientes que se incorporan a la vida familiar deben aprender una regla vital: la casa estará siempre en penumbra, y nunca se abrirá una puerta si no se ha cerrado la anterior. Pero el estricto orden que Grace ha impuesto se verá desafiado por circunstancias que escapan a su control.

Ganó ocho de los quince Goya a los que estaba nominada, incluyendo Mejor sonido, Mejor fotografía, Mejor Dirección y Mejor Película. Junto a Días contados (1994) y Celda 211 (2009) (también con 8 galardones), es la cuarta en la lista de películas más galardonadas en los Goya.

La cinta se estrenó primero en agosto de 2001 en los EE. UU., donde obtuvo un éxito rotundo por parte de la crítica y del público. El 13 de septiembre del mismo año se estrenó en las salas españolas, convirtiéndose en la película española más vista hasta el momento con 6.410.561 espectadoresy una de las 400 películas más taquilleras de la historia con casi US 210.000.000 recaudados en todo el mundo.


La profecía, de Richard Donner (1976)

Cuando Kathy Thorn da a luz a un bebé muerto, su esposo Robert le oculta la verdad y sustituye a su hijo por un niño huérfano, ignorando su origen satánico. El horror empieza cuando, en el quinto cumpleaños de Damien, inesperadamente, su niñera se suicida. Un sacerdote que trata de advertir a Robert del peligro que corre, muere en un inesperado accidente. El creciente número de muertes hace que Robert, por fin, se dé cuenta de que el niño que han adoptado es el Anticristo y que hay que eliminarlo para impedir que se cumpla una terrible profecía.
Junto con La Semilla del Diablo y El exorcista, es una de las pocas producciones cuya calidad trascendió el género de terrorsobrenatural.

Otra de las consideradas películas malditas.

Durante el rodaje de la película su protagonista Gregory Peck fue impactado por un rayo y tan sólo horas después el avión en el que viajaba el guionista de la película también fue alcanzado por un rayo. El equipo decidió entonces alquilar un jet privado, pero finalmente decidieron no subir y se usó el pasaje como vuelo comercial. El avión despegó sin ellos y pocos minutos se estrelló contra un automóvil que acabó con la muerte de la esposa y el hijo del piloto. Además, todos los pasajeros de la aeronave perecieron en el accidente.
Si eso no es razón suficiente para pensar que algo raro pasaba, el productor de la cinta se salvó de una bomba puesta por el grupo terrorista IRA en su hotel.
Además, unos meses después del estreno de la película de terror el encargado de los efectos especiales, John Richardson, sufrió un accidente de coche en Holanda cuando trabajaba en ‘Un puente lejano’ y su asistente Liz Moore murió decapitada.


Pesadilla en Elm Street, de Wes Craven (1984)

Varios jóvenes de una pequeña localidad tienen habitualmente pesadillas en las que son perseguidos por un hombre deformado por el fuego y que usa un guante terminado en afiladas cuchillas. Algunos de ellos comienzan a ser asesinados mientras duermen por este ser que resulta ser Freddy Krugger, un hombre con un pasado abominable.

Se trata de la primera aparición del paradigmático psicópata del cine de terror adolescente de los ’80 Freddy Krueger, interpretado por Robert Englund, quien dio vida al personaje en otras siete secuelas más y una teleserie. La película fue un éxito de crítica, revitalizando el género slasher, muy desgastado en la época, y uno de los sleeper hits de 1984.

Recaudó casi 26 millones de dólares en taquilla con un coste de producción inferior a dos millones, salvando de esa forma a su productora New Line Cinema de la quiebra. Su enorme rentabilidad se tradujo en una larga franquicia de secuelas igualmente taquilleras, que encumbraron a Freddy Krueger como un símbolo de la década.

La base para la realización de la película se inspiró en varios artículos periodísticos publicados en el periódico Los Angeles Times, en los años 70, acerca de un grupo de refugiados jemeries que, tras huir a Estados Unidos debido al genocidio que en ese momento ocurría en Camboya, empezaron a sufrir pesadillas perturbadoras, después de las cuales la mayoría de ellos se negó a dormir. Poco después, varios de los refugiados terminaron muriendo mientras dormían en su sueño. Las autoridades médicas llamaron al fenómeno como “El síndrome de la muerte asiática”. Esta afectación solo la padecieron hombres de edades comprendidas entre los 19 y los 57 años, y se cree que terminó siendo un síndrome de muerte súbita inexplicable.

Al final de la escalera, de Peter Medak (1980)


John (George C. Scott) es un famoso compositor que acaba de perder a su familia de manera trágica y trata de superarlo marchándose a vivir desde Nueva York a una casa apacible y solitaria en Seattle. Sin embargo, al poco de tiempo de instalarse empiezan a suceder cosas extrañas… Hasta que un día descubre una habitación secreta ubicada al final de la escalera.

Al final de la escalera fue producida por una productora canadiense y filmada en Canadá, con algunas escenas grabadas en Seattle y en Nueva York. Se pueden observar notables ubicaciones de Seattle durante la película. Las escenas interiores en la universidad fueron filmadas en la Universidad de Toronto y las escenas del edificio donde se encuentra la sociedad para la conservación histórica pertenecen al Hotel Europe en Vancouver. Las escenas de la casa del senador fueron filmadas en la Royal Roads University. La mansión en la que vive John Russell era una maqueta gigante.


Psicosis, de Alfred Hitchcock (1960)

Marion Crane, una joven secretaria, tras cometer el robo de un dinero en su empresa, huye de la ciudad y, después de conducir durante horas, decide descansar en n pequeño y apartado motel de carretera regentado por un tímido joven llamado Norman Bates, que vive en la casa de al lado con su madre.

Considerada hoy como una de las mejores películas de Hitchcock, y elogiada como una obra de arte cinematográfica de la crítica internacional, Psicosis también ha sido aclamada como una de las mejores películas de la historia del cine. La película estableció un nuevo nivel de aceptabilidad de la violencia, los comportamientos pervertidos y la sexualidad en las películas,y está considerada como el ejemplo más temprano del llamado género slasher.

Psicosis fue candidata a cuatro premios Óscar: «mejor actriz», «mejor director», «mejor cinematografía en blanco y negro», «mejor dirección de arte-set o decoración». ​ No ganó ningún Óscar, aunque Leigh si pudo ganar un Globo de Oro a la mejor actriz de reparto, y Perkins también fue propuesto como candidato al Globo de Oro al mejor actor.72​ Joe Stefano fue propuesto para dos premios fundamentales para los escritores: uno el “Edgar Allan Poe” y el otro los Premios “Writers Guild of America”, ganando el primero. Hitchcock fue propuesto para el premio al Logro Excepcional directoral de Imágenes en Movimiento, por el Gremio de Directores de América. En 1992, la película fue considerada “culturalmente, históricamente y estéticamente significativa” por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos y seleccionada para su preservación en el National Film Registry.

La señal’ (The Ring), de Gore Verbinski (2002)


Rachel Keller (Naomi Watts) es una periodista de investigación que no da mucho crédito a lo que considera una especie de leyenda urbana: al parecer, circula por ahí una cinta de vídeo con imágenes aterradoras, que va acompañada de una llamada telefónica en la que se predice, con una semana de antelación, la muerte de quien las ha visto. Sin embargo, cuando cuatro adolescentes encuentran la muerte exactamente una semana después de ver el vídeo, la curiosidad se apodera de ella y no parará hasta encontrar la cinta y verla.

Para anunciar The Ring, se formaron muchos sitios web promocionales con los personajes y lugares de la película. El video de la cinta de video maldita fue incluso reproducido en la programación de la noche durante el verano de 2002, sin ninguna referencia a la película. La película fue un éxito financiero; la taquilla bruta aumentó de hecho desde su primer fin de semana a su segundo, ya que el éxito inicial llevó a DreamWorks a rodar la película en 700 salas de cine adicionales. The Ring ganó USD 8,3 millones en sus dos primeras semanas en Japón, en comparación con la taquilla bruta total de USD 6,6 millones de The Ring. El éxito de The Ring abrió el camino para los remakes estadounidenses de varias otras películas de terror japonesas.



¿Cuál es vuestra película de Terror favorita?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba